miércoles, 28 de agosto de 2013

REVIEW DE BISON by MANUEL

Voy a dedicar, como coleccionista de la línea de Street Fighter de Pop Culture Shock, varios artículos para hablar de todas y cada una de las figuras de la línea que poseo hasta ahora, y los pormenores de cada una de ellas.

Bison es de las pocas estatuas de esta línea que aún hoy y tras haber pasado un tiempo prudencial desde su lanzamiento (2011) aún es posible encontrar al precio original, algo que es infrecuente y extremadamente raro dentro de esta línea.

Personalmente creo que esta figura, modelada por Jerry Macaluso, es realmente impresionante (en muchas ocasiones sorprende más en directo que a través de fotografías) y resulta ser una representación espectacular del jefe de la organización Shadaloo. La expresión facial y pose me parecen fantásticas y tiene la gran ventaja de que es fácil de encontrar a precios muy razonables, así que es una buena y "asequible" manera de comenzar en la línea para los que se animen a introducirse en ella, aunque como ya comentamos en ESTE artículo la cosa se complica mucho más para otras figuras de la línea. El compañero Urko se ha hecho con una recientemente, aunque yo la incorporé a la colección hace ya casi un año.

Bison es una figura que en su versión regular tuvo una tirada de 500 unidades. La versión en color rojo es la más representativa del personaje ya que es el traje con el que más comúnmente se le conoce. La versión EX en este caso tiene una tirada de 250 unidades y no existe ningún tipo de diferencia destacable a excepción de que se ha usado un traje de color negro en vez de rojo. Podríamos escribir ríos de tinta sobre algunas EX que no merecen la pena y este caso podría ser uno de ellos. Las EX centradas en un simple cambio de color son poco justificables, por lo que en este caso recomendaría tener una de las dos pero en ningún caso ambas figuras. A menos que seas un completista radical y quieras todo lo que lancen en esta línea, claro. Algunos coleccionistas tienen las 3 Chun lis con los tres colores posibles, lo cual me parece un tanto excesivo, pero eso ya depende de lo que cada coleccionista tenga como objetivo para su colección personal.

Siempre he considerado que las EXs que merecen la pena son aquellas que suponen un aliciente más allá de un simple cambio de color. Una cabeza adicional diferente, un cambio de vestuario más profundo, son aspectos que hacen más apetecibles las versiones exclusivas
e induce a los coleccionistas a conseguirlas. Por esa razón el interés por tener dos Bisons es más bien limitado, a diferencia por ejemplo, de tener un Ryu y un Evil Ryu donde las diferencias son más palpables.

Un gran acierto de la figura es incluir dos cabezas intercambiables imantadas con dos expresiones faciales diferentes y tres manos imantadas también intercambiables con diferentes fases durante la creación del poder que le caracteriza. Esto permite que existan múltiples opciones a la hora de exponer la figura. Sin duda, es una de las que más accesorios posee dentro de la línea. 
La figura no viene fusionada con la base, donde hay que encajarla. Hay que montar la capa y las hombreras ya que estas vienen por separado dentro de la caja.

Yo siempre aconsejo a los que siguen en mayor o menor medida esta línea de que no se confíen. Han existido precedentes en las que algunas figuras has estado disponibles durante mucho tiempo y parecía que se podían encontrar indefinidamente. Hasta que llegó un día en el que eso dejó de ocurrir. Una vez la figura está fuera de las vías de venta habituales y del mercado de segunda mano, su precio puede dispararse. Con Bison y alguna que otra figura como Guile por ahora esto no ha ocurrido y es factible encontrarlas a la venta en Ebay o a través de coleccionistas privados prácticamente al mismo precio al que fue lanzada. En algunos casos incluso menos. Algunos coleccionistas han vendido esta figura incluso por debajo de su precio de lanzamiento oficial.

¿Qué pasa con Bison?

Por lo general, y si leéis el artículo sobre esta línea de figuras, llegareis a la conclusión de que la mayor parte de estas piezas sufren una importante revalorazión. Desconocemos si esto acabará ocurriendo a largo plazo con Bison, pero actualmente la evolución de esta figura es justamente la contraria. Ha tenido una tendencia de devaluación mientras que otras como Akuma, Zangief, Ryu o Vega se han disparado. Chun Li ha sufrido la misma suerte, aunque en este caso ha existido un grave caso de error en el pintado que justifica que haya sido repudiada por los coleccionistas, a excepción de las versiones repintadas o las Chun Lis negras.

Se podría decir que Bison no es una estatua que adolezca de errores graves como ocurrió con Chun Li. Aun así, se puede decir en términos generales que la figura, en general, no ha gustado al grueso de los coleccionistas tanto como otras. Su tirada ha sido relativamente normal, no puede decirse que se deba a un excesiva cantidad de unidades (Akuma tuvo 600 unidades en su versión regular y actualmente es la más cotizada). El problema es que la demanda sobre ella no es excesiva. Y eso es debido a que, por desgracia, la figura y el personaje no han llamado la atención de los coleccionistas. Lo cual resulta curioso dado el personaje del que se trata. De hecho, muchos coleccionistas se han desecho de ellas de forma incomprensible poniéndolas a la venta y dado que es muy fácil encontrarlas, han tenido que hacerlo a expensas de reducir el precio de venta. Ello favorece que sea fácilmente adquirida por otros coleccionistas, pero ello también provoca que salgan más unidades al mercado de segunda mano y su valor se mantenga bajo debido a un exceso de oferta.

Muchos coleccionistas centrados en figuras de videojuegos pero que no tienen intención de completar la línea suelen preferir a otros personajes. Así que mucho de los Bisons están en manos de coleccionistas completistas, como es mi caso que tienen que tener la figura de forma casi obligatoria. Otros aficionados pueden sentirse atraídos por ella....pero a otra gran cantidad de ellos no les gusta la figura por diversas razones, aunque personalmente opino que es fantástica y que merece ser comprada seas o no coleccionista de la línea.

El problema quizás es que aunque creo que la interpretación del personaje está muy lograda, no es una figura que llame la atención como otras como Zangief o Sagat, que por contra sí se ha agotado en todas sus versiones y aumentado su precio. El modelado de Bison es más que correcto, roza un gran nivel, pero una figura completamente tapada con ropa real capta menos la atención. Y la ropa es un aspecto que ha sido criticado, ya que su aspecto aterciopelado y su escaso grosor no ha gustado nada a muchos de los compradores. Mucho coleccionistas hubieran preferido que se hubiera usado un tipo de tela más acorde con el personaje del que se trata, ya que no es la que llevaría un personaje de tipo militar como Bison. Algunos coleccionistas alegan que la versión en negro disimula un poco esta sensación, pero personalmente jamás me planteé comprar esa versión pese a ser más exclusiva ya que como decía antes me parece poco representativa del personaje del que se trata.

También existe un error leve por el cual el color usado en el cuello no se corresponde con el de la cabeza, por lo que si nos fijamos veremos que el color es distinto. Es un fallo menor, ya que esta unión es apenas visible. De hecho pasa completamente desapercibido.

También se ha podido ver que el modelado debajo de la ropa no es completo. Dado que está tapado, se da por supuesto que ciertas zonas no son visibles de forma natural, lo que provoca que el modelado de la figura no sea realista en las partes no visibles.
Esto es absolutamente normal en casi todas las figuras donde no hay partes expuestas, pero en este caso resulta cuanto menos curioso ver lo que hay debajo.......

En definitiva, una gran figura incomprendida pero que desde aquí os recomendamos encarecidamente. Seguro que no os arrepentiréis.










No hay comentarios:

Publicar un comentario